Archivo de May de 2006

Alternativas

Monday, 29 de May de 2006

Por ejemplo, en vez de mandar rosas de Don Eloy o chocolates de Sampaka, haber pensado en hacer algo así:


La cara positiva

Sunday, 28 de May de 2006

Lo importante es que se sumó: ahora si en Colombia matan 2.300 o dos millones y pico de simpatizantes o militantes de un partido de izquierda entonces sí lo van a llamar magnicidio.

Eficiencia

Sunday, 28 de May de 2006

El equipo de juglar del zipa felicita a los encuestadores por resultados tan iguales a los conteos. El equipo de juglar del zipa felicita a la Registraduría Nacional de Colombia por su sorprendente eficiencia y rapidez y se disculpa con su público si el link no funciona.

Y solo una pregunta: ¿en 2010 quién será el sucesor de Uribe? ¿Otra vez él? Sí, excelente opción.

Y a todos les recomiendo una película. No es buena, es verdad, entretiene, sí, tal vez por eso la gente se reía, se emocionaba y se divertía tanto en el cine y salía diciendo que tan filosófica la película, que tan difícil de entender. En fin, se llama V de Venganza pero yo la llamo Apocalipsis ahora. (Click aquí para saber qué es realmente apocalipsis.)

¡Pulseritas de los uribitos para todos!

Comienzan las desgracias

Friday, 26 de May de 2006

¡Ay no! Ahora solo falta que a Shakira le dé laringitis o que la maten unos skins en Potsdam.

Concientizol

Thursday, 25 de May de 2006

Una dulcísima hermana en Clío me invitó a que planificáramos con estas píldoras. Buenísimas.

Cualquier pregunta se la hacen al laboratorio que distribuye el producto.

Cinismoportunismo

Tuesday, 23 de May de 2006

El domingo hubo un panel en Caracol con los candidatos y Uribe no salió porque, según palabras de Fabio Echeverry, no había prometido nada. ¡Ja! Primera vez que no premete algo.

Ahora resulta que no, que la culpa fue de él, que qué pena, que esta noche sí responderé al aire sus interesantes y pertinentes preguntas, señores periodistas, aunque ya haya pasado el cierre de campaña. Claro, es que estaba evitando esas molestas confrontaciones con los otros candidatos, esas que ni siquiera ha tenido aún, esas en las que lo único que hacen es putiarlo, citico.

¿Y qué va a pasar? Obviamente va a salir el enano maravilla por televisión a hacer campaña cuando no debe, a dejar de responder preguntas, a irse por las curvas, a echar unas cuantas pullas sin decir para quién van porque los espectadores somos muy inteligentes. Nunca es tarde para arrepentirse, que dios es misericordioso. ¡Adelante, enano!

Mejor oír la entrevista que le hicieron ayer a Mockus. Lamentablemente para él, muy tarde para ponerse a decir cosas concretas, rápido y sin rascarse las axilas, como nos tocó ver cuando lo entrevistamos en equinoXio.

Además: ¡Ja! Igual de cínico El Tiempo con sus columnas oportunas sobre el tema del plagio, aquel flagelo.

Sospechosos de siempre

Sunday, 21 de May de 2006

Estaba hace un rato en la Plaza de Bolívar para ver el cierre de campaña del candidato oficial de este chuzo, tomar unas foticos para que los medios serios tuvieran qué plagiar y, claro, disfrutar con la «buena» música de Dr. Krápula y Aterciopelados, colofón que se merece esta magnífica campaña. Justo antes de entrar alguien metió su mano a uno de los bolsillos de mi pantalón socialbacano otavaleño y me robó el celular.

«Manejamos» dos hipótesis:

  • Con toda seguridad fue algún bandido narcoguerrillero de las FARC como todos los que estábamos ahí.
  • Las arraigadas contradicciones de la sociedad colombiana, que favorecen un sistema injusto, han obligado a más de uno a robar para subsistir. Espero que el celular les dé de comer a al menos unas cien familias.
  • Además:

  • Claro, la campaña de Gaviria y todo eso es un complot mediático. Cómo se nos había podido pasar. Por fortuna nuestro vicepresidente sabe decir las cosas de frente y evita los anzuelos que los malvados periodistas le quieren hacer morder.
  • Interesante la columna del quemado Álvaro Forero en semana.com. Hay una gran diferencia entre Semana impresa y semana.com: mientras la primera responde 100% al plan de relaciones públicas de Felipe López y Alejandro Santos, la segunda está en manos de una periodista bastante seria como es Juanita León, quien por fin ha logrado sacar a la edición de internet del letargo de reproducir lo que estaba impreso y aprovechar el infinito espacio que permite el html y derivados. Cosas como el comentario de un lector de nombre Mefisto que nos dice que Francisco Santos concedió una entrevista sobre legalizar la droga en algún ameno coffeeshop de la hermosa ciudad de Ámsterdam, capital de la República de Holanda. Como todos bien sabemos, en la República de Holanda en los cofeeshops la última vez que se consumió café fue cuando de verdad eran república.
  • Bu

    Monday, 15 de May de 2006

    —Tengo frío.
    —Sí. Vea: los fantasmas vienen y lo visitan pero usted se acostumbra a no saber que están ahí, ni siquiera si quiere que existan. Siempre le dicen que alguien lo está cuidando o viendo y eso. Y pues es verdad. Vea: no más póngales cuidado, invítelos a hablar y ellos vienen, incluso con más miedo que el que pueda estar sintiendo usted. Y con el tiempo también se vuelve fantasma, si no es que siempre lo ha sido.
    —Ah, sí. Como en Los otros.
    —Eso. O sea, los fantasmas no existen.

    ¡Huy no!

    Monday, 15 de May de 2006

    Es decepcionante que de principio a fin la campaña de Carlos Gaviria haya sido de pésima calidad a pesar de que con toda —todísima— seguridad más de un publicista, diseñador, realizador, fotógrafo o lo que sea de este medio de la imagen haya ofrecido su trabajo, sus ideas, gratis a favor de una campaña impactante, reveladora y diferente, como se esperaba de alguien que ha hablado de mostrar un país real. Pero no.

    Al comienzo, antes de la consulta, vimos unas propagandas aún más patéticas que la de Dolorán, productos que así no más habrían podido hacerse en Power Point, con una lúgubre narración, recortes de prensa que volaban y, como toque final, la fotico de Gaviria sonriente moviéndose como un balín en arequipe de un lado a otro de la pantalla. Y claro, eran tiempos de la consulta y había que ir barato. Todo bien.

    Pero después salen con las cuñas de radio en las que nos dicen que hay que votar por Gaviria porque «con es barba y ese pelo blanco se nota que es un bacán», porque «un columnista de El Tiempo» dice que Gaviria va a ser «el gallo tapao de las elecciones» o porque a alguien le dio por hacer la coquetísima afirmación de que Patricia Lara es «la Bachelet colombiana». Qué vergüenza daba oír esas babosadas, pensar que con eso estaban hablando de algo en lo que uno creía.

    La tapa fue la campaña del «yo no pedí». Comenzó bien, creo, impactante y dramática, pero quejumbrosa y jarta, como poco a poco se ha vuelto el discurso de Gaviria, muy a mi pesar. Las afirmaciones que se sucedían con una cortinilla que se desvanecía me hicieron pensar que algo mejor estaba por venir. Pero no.

    Parece que para el broche de oro de esta campaña apelaron al mismo locutor —estoy convencido— de las cuñas de desprestigio de la guerrilla, esas en que un man que con voz de gomelo relajado y bacán dice «venga, hermana, páseme a mis viejos». La hermana le dice que los mataron en una toma y el gomelo guerrillero dice «¡a mis viejos nooooo! ¡Mis viejos nooooo!». (También estoy seguro de que es el mismo man de una cuña de alarmas en los que el parlamento era «¿se robaron los papeles, los computadores? ¿Se robaron todo? ¡Noooo!») Esta vez el señor locutor dice «¡Huy no!» y ya.

    Después lo clásico: sale Gaviria diciendo una vaina incomprensible en la primera oída, que en el fondo resulta siendo una denuncia de la falta de redistribución y que tiene de colofón el eslogan más pendejo —y al mismo tiempo incomprensible— que haya podido oír: «somos mucho más que dos». Carlos Gaviria ha dicho que necesita a Borges, que se reinventa cada vez que lee a Borges, pero no, hay que usar una frase del poeta que ha marcado mil y un generaciones de enamorados, de adolescentes corazones, Mario Benedetti. «Somos mucho más que dos». ¿O sea? Pero ojo, porque ahora viene el corifeo de voces comerciales y lo canta: «¡Somos mucho más que doooooooooos!»

    Nada va a ser tan patético como la campaña del partido «del gorro» —para Mockus el algo que me ponga en la cabeza se convierte inmediatamente en gorro—, pero esta de Gaviria, como digo, es decepcionante. Y mucho más si se sabe que la innovación gráfica, el impacto visual y formal lo está logrando el gran líder —o su campaña— apelando a una variedad increíble de carteles, colores y un eslogan culo pero certero que no hace falta traer a colación. Incluso los videos libretiados en los que una desplazada dice que está en la inmunda pero le agradece al gran líder «todo lo que han hecho por ellos» hacen pensar que le metieron más enjundia —y no necesariamente plata— al asunto.

    Al margen:

    El elefante denuncia que un artículo de la revista más frívola y graciosa de Colombia es muy seguramente un plagio de Wikipedia. ¡Sigan así! Los medios plagiando y… nosotros de rumba.

    Al sitio de internet más genial de los últimos tiempos lo cogieron entre ojos el par de idiotas de Casale y Morroco que para joder la vida han decidido usar su tan bien ganada hora de radio para «denunciar» la obra tan «destructiva» del Bestiario del balón. Tan idiotas son que hasta les echan la culpa de que Colombia haya dejado de clasificar a los últimos dos mundiales. Pero todo bien porque ya descubrieron que el dueño del sitio es el cara’e media pecueca arribista y trepador del Tulio Triviño, remedo de pseudo-periodista. Sigan así y verán que un día la blogosfera sí va a ser un medio serio, legítimo, independiente y con capacidad trasformadora.