Archivo de March de 2008

El coloquio escatofractal, volumen 1

Monday, 17 de March de 2008

Ahora en estéreo.


Aquí está el audio solito, vía Blip. Para guardar hay que hacer click derecho y seleccionar «guardar como» y ponerle al archivo el nombre que le guste.

También en Google. En adelante odiaremos a YouTube.

De ahora en adelante en su blog para él solito.

Perfil de cargo

Saturday, 15 de March de 2008

Y pues para qué constitución si las cosas se van haciendo con el trabajo, hombre. Dejen de joder, dejen trabajar.

Y si el presidente no corre, ¿a quién ve?
Pues hagamos el perfil: un hombre con siquiera 18 horas de trabajo, con inteligencia, con pragmatismo, con capacidad de unir muchos sectores y puntos de vista. Ojalá que mantenga la misma decisión de los consejos comunales de Gobierno, que son el instrumento más apropiado para dirigir los destinos de Colombia porque rompen el centralismo, y además que tenga la firmeza en la lucha contra el terrorismo, es decir, que no esté engolosinado, embebido o fascinado por la llamada solución negociada, sino por el ejercicio firme de la autoridad.

Dieciocho horas al día es mucho. Afortunadamente a mí la puerca ideología de los profesores marxistas de la universidad pública sí me enseñó qué era la explotación.

Economía política

Wednesday, 12 de March de 2008

No, no, pero es que esa vaina es únicamente para traer riqueza y prosperidad a los pueblos de esta tierra. Nada de dominación, nada de discurso, nada de ideologías chimbas sino plata contante y sonante, calles pavimentadas con oro y panzas regordetas. Nada más, nada, absolutamente nada, más. Bueno, paz, claro. Eso siempre se entiende que viene por ahí.

El coloquio escatofractal, volumen 0

Tuesday, 11 de March de 2008

Ante vosotros, hermanos

Friday, 7 de March de 2008

No extraña que El Tiempo diga que la marcha de ayer «por momentos pareció más una protesta política». No extraña, pero extrañaría que alguien dijera «por momentos mi perro parece más un animal». Queda en el aire la pregunta de qué sería eso a lo que menos se parecía o a qué se pareció cuando no atravesábamos esos «momentos». En otras palabras, ¿qué putas es una marcha?

El señor de las alcantarillas ya plagió muy bien al ex general para explicarnos cómo se crea esa sensación de sentido común que hace ver solamente a ciertas manifestaciones como naturales, nacidas de la mente virgen e impoluta del ciudadano de a pie, que va por ahí hablando del mundo con sus categorías cognitivas preistaladas en la fábrica taiwanesa de donde lo trajeron. (Después los políticos, que son negociantes de la palabra, capitalizan, rentabilizan y se caspean todo eso que era auténtico, como han hecho con nuestro sombrero vueltiao, nuestras mochilas y nuestros indios. Qué malparidos.)

Esas marchas naturales son más chéveres porque nos unen en nuestra condición universal de tener dos ojitos, una boca, una nariz, tirarnos pedos y decirles «te quiero» a nuestras madres. Es biología y no se puede negar. Es como dios, que está en todas partes e inspira las marchas —procesiones, procesiones— de Semana Santa alrededor de la plaza de Bolívar. Nuestra especie no es política. Además Aristóteles ha sido muy mal interpretado porque le caspiaron el sentido de político que quería darle a su famoso zoon politikon. Actualmente la gente es muy ignorante y no sabe griego, como el estagirita.

Ser mujer, ser indígena o ser pariente de desaparecido son posiciones políticas y antinaturales. Si usted señala su identidad, si lleva su medalla, es porque algún día quiere ser senador o presidente. Mucho hijueputa. Una chimba mostrar el pasaporte en el mismo Senado o hablar a grito herido de amar la tierra en que naciste porque es una y nada más. Es normal pensar que Venezuela y Ecuador siempre estarán al lado de Colombia. Ese lugar no me lo negocie, gonorrea, qué le pasa.

Adenda: Uribe acaba de decir «Yo no nací para la politica. Eso tiene mucho de farsa». Más administración, menos política: la ilusión tecnólatra.