Archivo de February de 2008

Souvenirs

Thursday, 28 de February de 2008

Luis Eladio dice que trae unos recuerditos de Íngrid. Pero qué puede uno mandar de allá donde solo hay bejucos, plumas, matafríos, pieles de animal montés y otras cosas que solo sirven para decorar apartamentos de antropólogos. En las Torres del Parque, preferiblemente.

También dice que la guerrilla no está desarticulada, que tiene una infraestructura mínima —sancocho de marrano— que les permite caminar grandes distancias —fluvial, peatonal, mular— y hasta irse a visitar el Centro del mundo y la Ópera de Manaos con todo pago —desodorantes y así—. «Eso se lo llevaron a Estocolmo», nos gritan por ahí, como siempre, porque nunca puede haber otra explicación geopolíticoesquizográfica.

Prurito de ininteligibilidad

Thursday, 28 de February de 2008

En Caracol llamaron al chamán asesino. Y entonces no era, para su sorpresa, el Indio Amazónico sino un señor inga de la vertiente amazónica que se hizo llamar médico. De paso le chamboniaron el apellido: Chamboy en vez de Chandoy.

Se hizo llamar médico y le preguntaron que si tenía ese título. Dijo que sí, que así era reconocido en su comunidad. Pero no, que si según «la legislación colombiana». O sea, según lo normal. A ver, ¿usted tiene título? ¿Se las va a dar de abuelita?

Y, para rematar, que si consumir yagé fuera de la selva, fuera del entorno natural donde la gente vive, vaya uno a saber cómo, sin títulos y sin televisión, no habrá sido la causa de la muerte. Cuidado, damas y caballeros, cuando se tomen sus aspirinas lejos de la civilización, cuando usen sus pastillas de cloro para purificar el agua malsana que el bicho salvaje contaminó.

No, venga, el remate de verdad, el colofón, fue poner al doctor, este sí doctor, Rojas, que habla de curación con cristales y otras babosadas, que son clínica y bioquímicamente inútiles hasta para sacarse una espinilla, pero que perfectamente tiene un espacio diario en la misma cadena, a explicar lo sucedido. Saberes expertos, uníos.

Marijuana kills

Tuesday, 26 de February de 2008

La semana pasada un muchacho fue sodomizado por un epistemólogo de origen austriaco. Su ano hizo tantas contracciones que al final explotó.

Antier una señora murió cuando tuvo alucinaciones vívidas con el hermano cherokee de Freddy Krueger en el patio de una casa en Normandía.

Las drogas están de moda porque las drogas matan.


Signos de admiración

Sunday, 24 de February de 2008

Murió Kendon McDonald, acaso en su ley. Habría podido morirse como el primer muerto de Seven. Pero un infarto también da por ser gordito. Gordito bonachón, sí, como todos los gorditos.

Era uno de tantos representantes de lo que Ospina llama el complejo de Bochica, paradigmático además porque se muere convertido en quien «les enseñó a comer a los colombianos». También era un gran aficionado a comenzar y terminar cada oración con signos de admiración, lo que le daba un inigualable toque escandaloso a todo lo que decía.

El man, para variar, no me caía muy bien. Muchos lo juzgaban porque hacía «críticas innecesarias», es decir, cualquier tipo de críticas o cualquier tipo de comentarios que no dicen explícitamente que hay que seguir así, pensar positivo, estamos comenzando y toda esa babosada. Este man me caía mal porque con su lenguaje pretendidamente irreverente disfrazaba su clientelismo y lagartería, porque chorreaba parcialidad e interés en sus columnas. Porque no sería nadie si no fuera el «simpático» señor extranjero interesado por este país de mierda que además le quitó el crédito de una obra a otra gente que desde hacía rato hacia lo mismo. Y sí, por los signos de admiración también. ¡Detestable!

Paz en su tumba y ojalá un ataúd lo suficientemente grande.

Coda: Sí, ya sé que ahora se dice signos de exclamación.

Eso no es nada

Tuesday, 19 de February de 2008

Y agradezca que no lo chuzamos de verdad, gonorrea.

Mejía, el poscolonial/decolonial

Tuesday, 19 de February de 2008

Habría que volver a analizar las categorías con las que se designa y separa el mundo para apropiárselo. Problemas de Mignolo.

Pero esto es mejor. Hoy Iván Mejía formuló una nueva teoría que se opone a la popular, miope y eurocéntrica de Huntington. O tal vez la amplía. Según el importante comentarista podosférico y geoestratega, el fútbol es un deporte anglosajón en el que el empate se concibe. En cambio la concepción americana del deporte no lo permite. Y ese fue el origen del shootout.

Colombia sigue siendo un país mestizo, fragmentado o desgarrado que se debate entre el anglicismo del fútbol y el americanismo-caribeñismo del béisbol.

El siglo de oro y el Profesor Yarumo

Wednesday, 13 de February de 2008

Tío Rojo pensaba que la composición lírica No me mate, Marulanda era lo más peye. Pero no, cualquier cosa es coplerizable.

La marcha del 6 de marzo
se entiende por desagravio
del feroz Secretariado
y del matón encumbrado.

Que vayan los prebendados
fecodistas y sicarios,
los que siguen “trabajando”
cobrando los atentados.

Que vayan bien disfrazados
de víctimas y empleados,
a acompañar a los socios
de los mata-colombianos.

Pero los demás no iremos,
y que les quede bien claro,
“No más FARC” es nuestro grito,
“Libertad” nuestro reclamo.

No podrán manipularnos,
no somos ningún rebaño
queremos ver en sus casas
a todos los secuestrados.

Y a todos los guerrilleros
pronto desmovilizados.
No acompañamos a aquellos
que quieren justificarlos.

La fuente no se cita porque en juglar del zipa somos esencialmente rateros. La voz del sintetizador, sin embargo, nos hace pensar en una de las tantas hipótesis sobre la identidad del autor (cortesía del hiperimbécil).

Equidad

Monday, 11 de February de 2008

Entonces Uribe se gana algo parecido a la pensión que no se ganaba Carlos Gaviria…

No más mentiras

Sunday, 10 de February de 2008

Y si a Gaviria o a Piedad o a usted mismo los matan en estos días ya sabemos que todo es culpa de Chávez que quiere desestabilizar este país para tomarse el poder. Igual que hicieron los comunistas, liderados por Castro, en 1948.

Lo veníamos diciendo

Sunday, 10 de February de 2008

Me gusta tener razón. Me gusta predecir el futuro.