WordPress database error: [Expression #1 of ORDER BY clause is not in GROUP BY clause and contains nonaggregated column 'jdz_blog.wp_posts.post_date' which is not functionally dependent on columns in GROUP BY clause; this is incompatible with sql_mode=only_full_group_by]
SELECT max(post_date) FROM wp_posts WHERE (1=1) AND YEAR(post_date)='2006' AND MONTH(post_date)='11' AND post_date_gmt <= '2021-07-24 04:36:59' AND (post_status = "publish") AND post_status != "attachment" GROUP BY year(post_date), month(post_date), dayofmonth(post_date) ORDER BY post_date DESC LIMIT 0,1

WordPress database error: [Expression #1 of ORDER BY clause is not in GROUP BY clause and contains nonaggregated column 'jdz_blog.wp_posts.post_date' which is not functionally dependent on columns in GROUP BY clause; this is incompatible with sql_mode=only_full_group_by]
SELECT min(post_date) FROM wp_posts WHERE (1=1) AND YEAR(post_date)='2006' AND MONTH(post_date)='11' AND post_date_gmt <= '2021-07-24 04:36:59' AND (post_status = "publish") AND post_status != "attachment" GROUP BY year(post_date), month(post_date), dayofmonth(post_date) ORDER BY post_date DESC LIMIT 6,1

juglar del zipa » 2006 » November

Archivo de November de 2006

Cansancio

Tuesday, 28 de November de 2006

Cuando no hay nada más para hacer, en juglar del zipa no nos queda más remedio que gastar pólvora en gallinazos y en gallinaza leyendo entre las líneas de la pequeña escribiente florentina.

Quiero creer que el mundo se está empezando a cansar con ese ejercicio casi exclusivamente masculino de la política que nos acerca peligrosamente a un apocalipsis anunciado.

¿El mundo se cansa del ejercicio de la política en general o de su ejercicio casi exclusivamente masculino?

Tenemos que reconocer también que salvar vidas no parece ser una prioridad en los despachos del poder masculino y que hoy día los agentes activos políticamente son en su gran mayoría hombres.

¿Hoy en día? De ninguna manera. Siempre ha sido así. Entonces reconozcamos de paso que los negros son por naturaleza unos salvajes ignorantes y analfabetas que solo sirven para correr y hacer música estrafalaria o que la gente que desafortunadamente ha nacido en tierra caliente —o, en general, en latitudes equinocciales— es más inocente, incivilizada, sabrosa y deliciosamente espontánea que la comedida, razonable y meticulosa gente de las tierras con estaciones donde curiosamente están todos los países que han sido o son llamados desarrollados. La evidencia está ahí y tenemos que reconocerla.

…si la política … es «amor y cuidado del bien común y el arte de estar juntos», entonces tal vez las mujeres, por su particular historia, estén hoy más preparadas para conducir los destinos de la humanidad. Y esto tampoco significa que Ángela (Merkel), Helen (Clark), Michelle (Bachelet), Ellen (Johnson), Hillary (Clinton) o Ségolène (Royal) lograrán cambiar el panorama mundial, pues la hidra patriarcal y demencial ha crecido de tal manera que se necesitarán algunas generaciones para cambiar el curso de los acontecimientos.

Y quién sabe cuántos años tendrán que pasar. Por ejemplo, en quince años que llevamos de mundiales femeninos, el juego entre las delicadas, amorosas y débiles mujercitas sigue dominado por esa hidra patriarcal y demencial que las obliga a ser rudas, coordinadas, musculosas y, lo que es peor, a ganar partidos. Ese horrible deporte las aliena, las enajena, les hace negar su natural esencia y, señores —señoras también—, el mundo se está empezando a cansar…


Atigrando y lesbianando gracias a Castpost

Eclipse

Thursday, 23 de November de 2006

Un astro dorado que cuando está sobre un fondo blanco entre franjas celestes es símbolo de guerra.


Castpost y Cabezones.

El sol se va cada tarde porque anochece. O anochece porque se va el sol. El sol regresa al día siguiente. Cada día nos hace la promesa de su regreso. Pero el sol siempre está. Irse y volver es un engaño de nuestra pequeñez.

La luz intensa de un día sin nubes nos hace ver todos los colores. Se cansan los ojos de ver tanta nitidez y diferencia. En los días soleados hay más sombra que en los días nublados. Cuando al sol lo tapan las nubes soy feliz. La luz es difusa y blanca y entra a todas partes. No hay sombra en los días nublados. No hace falta ver al sol y deslumbrarse para entender que por su presencia tácita cualquier rincón está iluminado. Y en esos días cada tono es más igual que el otro. Me gusta así.

Entonces ahora la cuestión de los días soleados no puede explicarse con el gusto sino con elemental cariño.

Monumento

Thursday, 23 de November de 2006

Decía el escudero de Jaime Ruiz que «es muy lamentable la gente que recurre a criticar la forma de otros y no el fondo». Se refería a los comentarios de un usuario de Blogger que no bloguea y se hace llamar Bregador. Ahora bien, criticar la forma y no el fondo —o descalificar el fondo por la forma— es cosa que hace Ruiz todo el tiempo, como nos muestra el mismo Bregador. Pero que lo haga, a decir verdad, no me parece lamentable. Por supuesto, es un sofisma de distracción, es una forma de descalificar al supuesto contendor, pero uno puede reservarse ese derecho, especialmente cuando uno sabe que tiene toda la razón del mundo y lleva su presunción de infalibilidad hasta las últimas consecuencias.

Así que por eso mismo doy todo mi apoyo a Bregador en su audaz cruzada en contra de la retórica de Ruiz porque es pelear en la misma ley, cosa que él resume con esta sencilla frase: «subamos el nivel del debate controvirtiendo pero no insultando ni descalificando, esa es mi exhortación». Es lo mismo que le decía hace rato: si tiene tantas cosas para decir, que las diga, que se despoje de todos esos adjetivos que no hacen más que divertirnos. ¿Quién que no haya sido víctima de los tiernos insultos de Jaime Ruiz no ha pensado eso? Porque yo realmente no dudo de la inteligencia del señor Ruiz. Tanto que creo que Bregador y Jaime Ruiz son el mismo.

Resuelvo entonces levantar en mi blog un monumento a la memoria de Bregador, no sin antes recomerdarle humildemente que se cuide de usar el que galicado («es por esto que es su arma dialéctica predilecta…») porque no vaya y sea que el doctor Ruiz lo descalifique por no ser más que un canalla ignorante, a todas luces estudiante o profesor de universidad pública con carné platinum del Kidnapping Corporation.

Comuníquese, cúmplase y que siga corriendo la sangre, que es lo que pasa cuando esto pasa.

Bregador: como Jaime, ya se ganó un almuerzo. Hablamos.

Si no eres tú, ¿quién?

Monday, 20 de November de 2006

Si no es ahora, ¿cuándo?


Ya…

Yo agregaría «¿vamos a dejar que Dago siga escribiendo nuestra historia?». Y claro, si para eso también es la bendita ley.

Barbaridad

Monday, 20 de November de 2006

Esto lo sostiene Rafael Nieto en Semana. Es vergonzoso:

«Acaso no fue casualidad que en un par de departamentos hubiesen candidaturas únicas hace unos años.»

«De manera paradojal, los ahora acusados no podrán acogerse a la Ley de Justicia y Paz.»

Las cursivas son mías, claro.

Conveniencia

Sunday, 19 de November de 2006

Teniendo en cuenta el comportamiento del universo, que gira en torno a mí, le pedí a Sol que fuera mi novia durante el partido de hoy para que ganáramos. Funcionó.

Después de las tres atajadas de Ciciliano, decidimos que era mejor conocer a otras personas.

Esencia

Sunday, 19 de November de 2006

Hay que buscar ese caldo primigenio con el que se crean todos los fondos del universo.

Solo debería importarnos la tortilla primigenia, el concepto que pertenece a todos o no pertenece a nadie. Lo demás son recetas.

Lamentamos, además, la falta de edición no lineal en la cocina.

La solución final y sus motivaciones

Sunday, 19 de November de 2006

Se lee hoy en El Tiempo que van a implementar billetes de plástico por las siguientes razones (las cursivas las pongo yo):

La vida útil de un billete de baja denominación en Colombia … es de ocho meses y aumenta a medida que sube la denominación…

La verdad es que si los billetes tuvieran un uso normal, su vida útil sería más prolongada, pero en los bolsillos, o mejor en las manos de las personas, los billetes sufren dobleces, arrugas excesivas, cortes, sellos y hasta escritos y dibujos.

La verdad es que si los libros tuvieran un uso normal la gente no los leería. Por eso yo no leo libros ni blogs y mucho menos periódico: soy una persona normal.

Estirando al etnomamerto solidario

Saturday, 18 de November de 2006

Durante siglos, la Nación Camba, que representa a nuestra raza mestiza, cósmica, católica e hispanoparlante, ha luchado contra la injusta opresión de la tiránica, protosocialista, endogámica, mugrienta y cocadicta mayoría aymara.

Me imagino que en unos años habrá en Europa campañas en inglés, francés y danés-sueco-noruego a favor de la liberación del orgulloso pueblo de la nación Camba. «Free the querembas!», «Sauvez la nation camba!», «Freudhut våt Kambrakøngerikurit!»: los mismos querembas hablan de Bolivia como el Tibet de Suramérica. Y un buen día Robbie Williams, Juanes y —ya por esos días— Palodeagua o Fonseca o algotro de esos unirán sus voces a la de Manu Chao y Paul McCartney para apoyar esta lucha legítima por la autodeterminación de un pueblo orgulloso.

Mientras tanto, todos los que viven por la 170 están muy invitados a volverse muiscas. ¿Qué podríamos hacer después? ¿Los paracos, por ejemplo, no querrán volverse zenúes? ¿Y los de la minoría oxy-ecopetrol no querrán ser u’was y mamar leche de su tierra? Digo, sangre.

Visitaba a unos primos chibchas.

Como que a mí en el fondo no se me ha quitado la idea de que todos los que incluyan en sus ponencias la palabra «etno» deben llevar plumas y taparrabo aparte de su cándida desnudez.

Auge y caída

Saturday, 18 de November de 2006

Hubo días muy felices en este chuzo. Por ejemplo, poco después de que puse el tag de Blogalaxia —el indicador de prestigio, el numerito del ranking, el in-your-face, etc.—, alcancé a estar como de octavo en la lista de blogs más visitados de Colombia. Hoy por fin salimos de los veinte primeros. Ya ni siquiera sale el resumen del último post ni el pantallazo. Juglar del zipa ha sido desplazado, ha sido bajado tristemente de la nube; está como cuando Colombia entendió su triste verdad tras las derrotas contra Argentina y Paraguay en las eliminatorias para Francia 98 que la relegaron de aquel fantástico tercero o cuarto lugar en el escalafón de la FIFA.

¿Qué sucedió? ¿Por qué ha sido así? Le esbocé mi respuesta a Don Tomate: «Yo también descubrí que sólo leo el mío [mi blog] y que por eso ya nadie me lee. No he ido a hacer campaña por las veredas como en los viejos tiempos, a jugar tejo y rana con los señores de ruana y alpargatas, que son los que aumentan la cuota de Diarionocturno, Bestiario, Patton, Padawan, Elefante, etc.». Sí, sigo creyendo, aunque a Vopa le haya parecido escandaloso, que el asunto de los blogs es clientelista, como dije hace más de un año en semana.com y en un post aquí. Aparte de escribir, el oficio implícito del bloguero incluye irse a vitriniar y a mostrarse en vitrina. Venderse, que llaman, como cuando uno va con poncho y sombrero aguadeño a reponer vaquitas. Concluyó Don Tomate: «Sí. Además de que con congreso del Polo en víspera pues hay que hacer campaña.»

Entonces hagamos campaña a dos blogs que no actúan blogueramente, el primero porque no necesita y el segundo porque acaba de comenzar: el de Jacques Attali (en francés), autor de la polémica historia económica del pueblo judío, y el de Dauchoroma.

Corregido y aumentado

Friday, 17 de November de 2006

Me sorprende mucho este comentario del foro de lectores de El Tiempo hecho a propósito de una noticia que habla del temor del senador Araújo a perder sus socios de capital político:

215. Por jjuann - VIE 17 NOV 2006 07:43 PM.

Deje de ser alarmista Señor torresmahecha: Que quiere, ¿que la guerrilla vuelva a paralizar el pais? Que el secuestro vuelva a imperar? Ya se le olvidó como recibió Uribe el país?. Agradezca que usted puede hablar, que esten saliendo las cosas a la luz publica, que los negocios oscuros de la politica aparezcan a la luz publica, gracias a un proceos de paz de una guerra de 200 años. Esperemos que iniciemos los dialogos con la guerrilla y veremos lo que falta por descubrir. Colombia, necesita colombianos objetivos, sensatos, capaces de mirar el futuro con optimismo, no resentidos que critican todo por criticar por crear caos y confusion.

Me sorprende porque ahora me imagino que el cliché a favor de Uribe será «¿Se acuerda de cómo era el país antes? ¡Ahora sí se puede viajar y además ahora los negocios oscuros de la política sí salen a la luz pública!». ¿Por tratarse de una campaña de «mantenimiento» también la arma Carlos Duque?

Adenda: No me había detenido a pensar lo de «colombianos objetivos, sensatos capaces de mirar el futuro con optimismo». ¿Entonces ser objetivo es ser optimista? ¿O viceversa? Vea pues…

Anatólico

Sunday, 12 de November de 2006

En estos días en que la miopía regresa es oportuno un amuleto para el mal de ojo.

Obras

Thursday, 9 de November de 2006

Cuando estaba en seminario de tesis, Diana Bonnett me decía, con su manera cariñosa de regañar, que las fuentes son lo más importante en un trabajo de historia. No creo que sean en realidad lo más importante, pero nadie duda de que son definitivamente importantes: precisamente por no haber tenido un acervo documental definido en el momento de hacer mi proyecto, este quedó cojo.

Vale la pena preguntarse, sin embargo, si las fuentes tienen que ser el trabajo mismo. A veces algunos títulos de obras de historia dan la impresión de que solamente se centraron en las fuentes. A veces el título es sencillamente el tipo fuente. Entonces terminan teniendo un tufillo más bien jarto que a veces parece positivista y a veces crítica textual sin más. Me refiero a esas obras que seguramente escribiré cuando sea grande y serio, cuando logre reunir un vasto conjunto de documentos. Por ejemplo, Javeriana, amplio, ubicadísimo, recibo vehículo, venpermuto: Los avisos clasificados de finca raíz en Chapinero en El Tiempo, 1983-2002.

Pesos oro

Sunday, 5 de November de 2006

En todas las lagunas fue siempre fama que había mucho oro y que particularmente en la de Guatavita, donde había un gran tesoro, y a esta fama Antonio de Sepúlveda capituló con la Majestad de Felipe II desaguar esta laguna y poniéndolo en ejecución le dio el primer desaguadero, como se ve en ella el día de hoy, y dijo de solas las orillas de lo que había desaguado, se había sacado más de doce mil pesos. …la laguna es muy hondable y tiene mucha lama y ha menester fuerza de dineros y mucha gente.

Rodríguez Freile, El Carnero, Capítulo 6, parte II

A comienzos de los ochenta señaló Daniel Samper (Pizano) que en algún ejemplar de la revista Disneylandia —o como se llamara— había venido a Colombia el ratón homónimo al autor de estas líneas a buscar la legendaria ciudad del El Dorado bajo las oscuras aguas de la laguna de Guata-Vita (con guión). En sus aventuras había tenido que enfrentarse con peligrosos indios en taparrabo que usaban *cerbantanas* cargadas de flechas poderosamente envenenadas para espantar al roedor invasor.

Quién sabe cómo llegó allá la rata esa, pero para uno es difícil. El bus se coge en un céntrico lugar de Bogotá. Vale cuatro mil quinientos y lo deja a uno a siete kilómetros de la entrada. Desde ahí se puede caminar pero qué pereza. Y la gente que pasa por ahí sola en sus narcoburbujas no para solidariamente para echarle a uno el empujón. Cerca hay un chuzo de un viejo que cobra «no más» seis mil pesos para llevarlo a uno hasta la loma. Es que la gasolina, es que esos de la CAR se quedaron con el negocio, es que antes llevábamos de a cuatrocientas personas por día. Ya. Grave.

Y eso la laguna la han vaciado. Los españoles traían unas motobombas y lograron sacarle la mitad del agua que había. Españoles así como los de ahora, que pagan doce mil pesos para verla porque son extranjeros, porque esa fue la plata que sacaron de allá. Seguramente el plan no solo era robarse el oro sino hacer una plaza de toros, aprovechando la estructura natural. Pero eso es demasiado sofisticado para imaginárselo. Olviden que lo escribí. También los gringos ya tenían pensado hacer una antena como la de Arecibo para establecer contacto con culturas extraterrestres en taparrabo. Para eso habían mandado a aquel ratón infeliz. Pero seguramente el proyecto quedó en manos colombianas y por eso hay que pagar ocho mil pesos para entrar —en mi caso, porque soy colombiano— ahora sin derecho a tocar las sagradas y verdosas aguas, sin derecho a depositar sagradas botellas de gaseosa o licores y paquetes de papas en sus orillas.

Hacía mucho sol y todos quedamos tan enrojecidos como los campesinos y jornaleros que parecen más descendientes de los parientes del ratón Miguelito —vía Nicolás de Federmán— que de los caciques que despilfarraban el preciado metal que tan bien se ve en los retablos de la catedral de Sevilla. A la salida se puede pasar por Sesquilé, población donde se encuentran parte de los orígenes de este homónimo del roedor yankee. Y con suerte se podrá disfrutar de los aparentemente muy aburridos Festivales de la India Infiel o sencillamente ver la luna gigantesca que se eleva sobre las montañas y tiene de fondo un cielo increiblemente azul. ¡Qué rico! ¡Eso es priceless! Pero volver a Bogotá vale otros cuatro mil pesos.

Todavía prefiero Iguaque.

Yet another Colombian movie

Wednesday, 1 de November de 2006

Según lo vio en EquinoXio.

Cometimos el error de no hacer reservas y nos tocó en la segunda fila. Si el lugar nos incomodaba no podíamos pedir que devolución de la plata. Pero aunque la sala pintaba repleta pudieron más las ganas. Cada uno de nosotros se encontró con algún conocido antes de entrar. Y mejor hacerlo sin más rodeos porque leyendo el cartel se infiere que pronto la van a prohibir.

Comienza El Colombian Dream. La imagen es granulosa. Pero es un grano intencional y no el que produce el abandono o la película de mala calidad o la mezcla de ambos factores. Sé que es intencional por la cantidad de colores cálidos y saturados que jamás quedarían registrados en esa cinta de mierda. Seguramente se veía del putas a una distancia decente. A esa distancia la gente no se queja y no piden reembolso. Pero de cerca también se ve bien.

El sonido es diáfano y se pueden distinguir las voces del ruido del fondo. Momento. Volvamos. Aún no hay ruido de fondo. Un niño abortado está hablando. No importa. Vamos adelante. La cámara se mueve desesperadamente. Por fin una evocación de La gente de la Universal. Pasan los minutos mientras nos presentan a los protagonistas. Es el niño abortado que está hablando. Los protagonistas están rumbiando. En Girardot hace calor. En Girardot rodaron la película. En Girardot sucede la historia.

Girardot está en la frontera entre Cundinamarca y Tolima. La gente de Girardot es tolimense aunque vivan en Cundinamarca y frente a sus ojos corre el Magdalena. El Magdalena es el río más importante de Colombia. Pero solo los tolimenses dicen nacer y vivir y morir amándolo porque así la pena se hace buena y alegra el existir. Girardot es una plaza de veraneo de rolos. Pero Bogotá está muy lejos del Magdalena. En esta película Girardot es Girardot pero la usan como metáfora de Colombia.

Sí. Otra vez una «película colombiana». Esas que se preguntan tácita o explícitamente quiénes somos o cómo somos o por qué somos así. ¿Así cómo? Así tan malos y tan corruptos. Así con esas ganas de ganarse la plata fácil. También así tan llenos de magia y cosas inexplicables y absurdas que supuestamente solo pasan aquí. Los ángeles y el amor y las brujas y la poesía y el calor. Mucho calor y muy poca ropa y resto de hormonas para que los actores puedan tirar y cogerse el culo y chupar tetas.

Y tricolor veantiao. Sí señor. El ejercicio es tan evidente que da pereza. De tres colores son las pepitas que drogan y las camisas de los personajes y los vidrios de la casa del traficante y los únicos colores predominantes en la ridícula secuencia del obligatorio derroche de billete. Es demasiado evidente. Es como el niño abortado que narra la película. Es evocador de una manera tan barata. Es como ponerle a una película El Colombian Dream.

La historia no está llena de lugares comunes. Aceptemos definitivamente que Girardot es una metáfora. Entonces está bien que los ladrones sean paisas y que los policías sean negros y que el locutor de la radio sea español. (¿Cuál es el fetiche de Aljure con los españoles?) Incluso es verosímil que una mamá rola de «clase popular» pero levantada tenga un hijo muy paisa que curiosamente es traficante de drogas. La historia no está llena de lugares comunes porque los personajes son los lugares comunes. Pero la historia es inverosímil. O tal vez la escala con la que se propuso narrarla no le permite ser verosímil.

¿Y tiene que ser así? Sí porque la película tiene una evidente intención crítica. La crítica convencional contra el estereotipo del vivo. La «cultura de la ilegalidad». El malicioso indígena. En La gente de la Universal nos confrontaron a algo no más novedoso pero sí menos explorado. «Por eso le digo» decía el celador. «Por eso le digo» terminaban diciendo las españolas al salir del país. (¿Cuál es el fetiche de Aljure con los españoles?) Esa insolencia velada que algunos posmodernos llaman el «arma de los débiles». Los ciudadanos de a pie le decimos «hacerse el marica».

Vale la pena ir a ver El Colombian Dream. Vale la pena mantener la industria nacional de cine porque pronto se acabará cuando manden al carajo la Ley de cine con la reforma tributaria. Vale mucho más la pena porque algún día Felipe Aljure o Dago García entenderán que hay mejores guionistas o mejores guiones que los que ellos o sus amigos hacen. Vale la pena porque algún día esos buenos guiones ganarán no solamente con una factura limpia y sofisticada sino con el dinero esquivo que tradicionalmente hay que buscar con las uñas. Tengamos fe. Un lugar común sobre la colombianidad habla de que serlo es un acto de fe. Seamos muy colombianos y vayamos a cine a ver cine nacional. Confiemos. Alegremos nuestros corazones al ver las salas llenas y espectadores en primeras filas que no pueden pedir reembolso. Pero ojo. Esos realizadores también podrían estar queriendo robarnos la plata sin más. Por todos es bien sabido que los colombianos somos unos pillos.

Inquietudes

Wednesday, 1 de November de 2006

Me pregunto por ejemplo si a Shakespeare lo tienen mal visto en la Liga Antidifamación.