Tres hechos

Tres hechos sucedieron esta semana. Algunas palabras:

1. Los comentaristas de fútbol son irresponsables. Se les permite serlo porque prácticamente a nadie le importa que sean de otra manera. No importa si confunden Suecia con Suiza o Irán con Irak; no importa si pronuncian mal los nombres de los jugadores de la liga de Inglaterra o de Albania. Importa un poco si con un par de palabras le dañan la vida a un jugador, inflándolo o destruyéndole la moral. Pero al final tampoco importa mucho, que al fin y al cabo jugadores hay muchísimos en cambio comentaristas sólo hay cuatro o cinco desde los legendarios años de la panela. En fin, la diferencia entre lo que pueda decir un taxista hablador un domingo por la tarde y un comentarista deportivo es la misma que hay entre un alfiler y una aguja.

Esos mismos comentaristas irresponsables, en virtud de los hechos del miércoles en El Campín, se convierten en sociólogos y analistas políticos. Apenas atinaron a decir lo mismo de siempre: «son esos jovencitos que van al estadio a ser vándalos, a hacer fechorías, malandrines, pillos que ni van a ver fútbol».

Por supuesto, hay que ser más que malandrín para apuñalar a alguien hasta matarlo. Pero lo más importante es que eso no sólo implica un grado de criminalidad que va mucho más allá del vandalismo, sino las razones. A pesar de la cara de enajenamiento y furia de los criminales —que pueden verse en las fotos—, debió haber algún motivo para que tres personas fueran apuñaleadas en el estadio.

Pero como los comentaristas viven en el tercer piso de El Campín y nunca pagan boleta, no saben todas las porquerías que pasan y han pasado en las tribunas sur y norte del estadio de Bogotá y de las mafias que, fuera el estadio, favorecen que tales cosas pasen. Tampoco saben de los grados de organización de esas barras; ni siquiera los intuyen. No se les ocurre preguntarse por qué unos garsas apuñalearon a otros garsas iguales. «Es la misma violencia de nuestros campos que se vive en los estadios», habrán dicho alguna vez.

Punto aparte, hace años que llevan echándole la culpa «a la violencia» de espantar al hincha del estadio. Pero no saben que desde hace más o menos ocho años los precios de las boletas han subido espantosamente y, claro, la calidad va en dirección diametralmente opuesta. Tampoco se les ocurre que, curiosamente, el estadio se llena más cuando hay partidos que —mira qué chistoso— resultan potencialmente más peligrosos: los clásicos, como el del miércoles.

Pero bueno, a quién le importa eso al fin y al cabo. Ah, sí: es que resulta grave que por ser un hecho relacionado con el fútbol sean ellos quienes lo comenten, claro, irresponsablemente.

2. Alberto Santofimio fue detenido porque podría ser el autor intelectual del asesinato de Luis Carlos Galán. A pesar de lo que pone Vladdo en su última caricatura, a mí sí me sorprendió el asunto. Primero, porque no estaba al tanto de los chismecitos. Segundo, porque no pensaba que ese politiquero ladrón fuera capaz de eso. Creía, acaso ingenuamente, que era un gran ladrón más.

Buenísimo que algo se sepa. Como puso Caballero hoy, al menos hay interés en saber quién es el autor intelectual de un magnicidio en Colombia. Pero el más grave magnicidio sigue no sólo sin resolverse sino prácticamente olvidado: la masacre sistemática de la UP.

3. En El Tiempo salió ayer un artículo en el que se muestra que el cuentico de la corrupción podría estar comenzando a pasarle factura a Uribe. ¿Qué se puede decir? Que ya era hora. Ojalá le cancelen la cuenta en mayo del próximo año. O antes. Si es antes, mejor.

10 comentarios sobre “Tres hechos”

  1. Dr Barbarie dijo:

    Dos contrahechos

    1. Hay que insistir en que efectivamente lo del estadio fue terrible. Fue terrible que no mataran mas de esos adoradores del cerdo ese del Güevara. Fue terrible que la policia no levantara y entanquetara a mas de esos güevones. Es mas, no solo de Santa Fé sino de los otros equipos. Pendejos, matarse por esos equipos de mierda que hay aca. Si, son hampones. Si, hay que vetarlos del estadio o hacerles un estadio en Soacha, bien lejitos de la ciudad para que lo que hagan despues del partido (robar, matar, violar) no se sienta en las vecindades, si se mueren, que importa, al fin de cuenta son animales.

    2. Definitivamente la peste socialdemocrata insiste en tomarse en internet, efectivamente la corrupción es la peste a la que hay que tambien someter a una solucion final, pero insisto, Uribe no se cae o es que que? quieren estar como en Ecuador? “Es que esa gente si es admirable” como dicen por ahi, “porque esos si tumban presidentes, en cambio aqui no”. Pues no, reelección es la opción. Única.

    Dr. Barbarie

  2. dogheadbanger dijo:

    Al parecer los comentaristas deportivos (como la mayoría rampante de este país), recurre a la doble moral y compasión, para juzgar, analizar y confrontar un suceso como el sucedido el miércoles pasado. Cómo es eso que después de esa barbarie, se atinen a repudiar el suceso e inmediatamente lo olviden con un “vamos pa`futbol”, como dice por ahi cierto canal de pacotilla. Ahi vamos bien.
    Santofimio era un ladrón más, y como pudo ser él pudo haber sido otro más, como cualquiera de la mayoría de la calaña “dirigente” de este país.
    Y por el “pro-hombre” nacional que es nuestro Presidente, como dice juglar, que esa cuentica de cobro no se demore mucho en pasar…………….

  3. daniel dijo:

    Que boleta ese Dr Barbarie…..tal cual su nombre, lo curioso es que le pica la camisa de derechista… en un pais de mancos

  4. Federico de la Regueira dijo:

    Totalmente de acuerdo en el primer punto, solo hay que adicionar lo siguiente: en teoria estos personajes son periodistas, y seguramente habrán pasado por la especialización de periodismo deportivo de la Javeriana, (pues hablo de los periodistas del común, porque las vacas sagradas, llamadas actualmente “tenores”, no han pisado algo parecido a un academia periodística, si es que eso pueda existir), entonces no entiendo como es que no logran poner en práctica lo aprendido: buscar varias fuentes, “empaparce” del contexto, mirar antecedentes y consecuencias (lease, ver las barbaridades que pitó Panesso en el partido, y que conste, no es justificación, solo es información que puede ayudar a entender lo sucedido), etc. ¿Qué clase de “periodistas” están graduandose?, o ¿Qué clase de Facultades y programas hay en este país?

  5. Federico de la Regueira dijo:

    Con relación al segundo puento, pues uno se lo sospechaba. Los actuales amantes de los blogs hacia 1989 solo les importaba cuantas láminas les faltaba para llenar el album de Garbage, y cosas por el estilo. Por eso en esta “comunidad” es comprensible la sorpresa, pero ya documentandose un poco, era como obvio. Además, Santofimio es el comodín lingüístico para hablar de polític corrupto, tal como uno dice Burkina Faso, cuando quiere hablar de un país insignificante, eso ayuda a que la sorpresa no sea tan grande. Lo que si me parece un descache, sobre todo lingüistico, de caballero y de nuestro compañero autodenominado “juglar”, es llamar Magnicidio a la Masacre de la UP. Puede que desde una mirada histórica se pueda relacionar con los asesinatos de Gaitán y Galán, pero eso si, magnicidio no fue, ninguno de los asesinados fue realmente importantes para el país (ni siquiera Jaramillo Ossa, ni Pardo Leal, que tampoco están en la página que el dueño de este blog nos ofreció como medio informativo, solo compartieron una coyuntura cronológica especial), tal vez en algunos circulos, pero no fueron influyentes. A menos que el “magno” que fue asesinado sea la UP, pero tampoco, no llegaron a ser lo que hoy es, desafortunadamente, el Polo. Eso sí, afortunadamente se comenzaron a tocar fibras sensibles de la arena política, obvio con intereses particualres detras, y estos mismos puede ayudar a saber que pasó con la UP, para quienes les importe.

  6. Juglar del Zipa dijo:

    Pues a mi me parece grande, por escandaloso y vergonzoso, que maten a la casi totalidad de integrantes de un partido político que, si bien no era “importante”, tampoco era el Movimiento Unitario Metapolítico ni el torero que siempre se manda a la presidencia. En cambio sí era una alternativa, no sólo a esos partidos “importantes” sino a la misma lucha armada justificada desde la izquierda, además muy lejana a la patraña esta de Polo Demagógico.

    Precisamente esa ideíta de que como no eran “importantes” la masacre no es grande es la que permite olvidar con tanto desparpajo esos hechos y lo que hace de la historia de este país una vergüenza.

  7. don tomate (para retornar entonces a lo que se debe) dijo:

    pues menos mal que llegué a tiempo. si por magnicidio se entiende matar una papa gigante, pues no es un magnicidio. Si lo que de verdad tiene que preocupar es el hecho de acabar sistematicamente con todo un partido en 5 años (fueron 5 años, tiempo record para matar 5500 personas), pues entonces pongale el nombre que se le dé la gana. y claro que no, la UP no fue importante para el país, y no fue importante entre otras cosas porque mataron 5500 personas en 5 años. La mitad del tiempo tanían que salir a esconderse y la otra pedirle al gobierno que hiciera algo, porque ellos, pensandose desde donde estaban, ya habían declarado que no estaban de acuerdo con la lucha armada como solución poítica (eso hacía que varios de los dirigentes no salieran a refugiarse en el monte). entonces, pues como evidentemente aquí lo que importa es el nombre, pues al señor regueira, una situación que nunca se había dado con tal grado de sanguinareidad en A.l, pues no le parece importante. desafortunadamente, desconocer la historia de la UP y salir a decir ese tipo de cosas, es ser tambien profundamente sanguinario porque para el señor Regueira lo importante acá no es lo que pasó, sino la falta de nombre. pongale sacateunmocohicidio si quiere, no le va a quitar el hecho que en Colombia mataron a 5500 personas pertenencientes a una agrupación política de izquierda y a pesar de todo, por la falta de nombre, nadie dijo nada. me imagino de paso que lo que le pasó a Nicolás Neira, el niño asesinado por la ESMAD, tambien le parece irrelevante porque quien sabe quien era ese tipejo, y como no tiene nombre no importa.

  8. Dr Barbarie dijo:

    No tiene lugar ese comentario del señor daniel, de seguro sacado de algun trasnochado cafe del centro con apestosa musica de pablo rodriguez o silvio milanes, apostoles de la peste mamerta junto con el cerdo judio del marx

    Dr. Barbarie

    P.D: por la forma en que escribe el “derechista” sospecho que ha de ser demasiado rojo para mi gusto

  9. juglar del zipa » Archivo del weblog » Estúpido, absurdo, vergonzoso, indignante dijo:

    […] Pero no me deja de importar un culo que a la muerte de esta mujer, por ser hermana de un ex presidente —que es sinónimo de tener muchísimo billete, como el de la recompensa—, le hagan tanto despliegue tanto en prensa y radio como en declaraciones del presidentico. Eso sí es estúpido, es absurdo, es vergonzoso e indignante. Pero todo bien porque este es el país donde los plutocidios importan y los pagan mejor si se sapean, porque la gente cree que si matan un partido político legítimamente constituido no importa porque no era un partido importante. […]

Deje un comentario